RSS

Archivo de la categoría: haarp

>La conspiranolla se hace realidad, HAARP.


>SI CUANDO EL RIO SUENA ……………………………………

Está claro que una imagen vale más que mil palabras.

HAARP es algo real, sobre lo que puede o no hacer ya es otra cosa.

Desde hace años se dice que las instalaciones secretas el HAARP en Alaska de los militares USA, son en realidad una arma capaz de controlar el clima calentándo la atmósfera y haciéndo vibrar la tierra y partes de la atmófera con fines comerciales, políticos y militares.

Hay voces que afirman que pueden usar pulsos para afectar a la población, ejemplo quemar como los micro ondas y hasta manipular la mente o hacernos enfermar.

Es sabido que HAARP es usado para hacer sondeos petrolíferos y de otros yacimientos, consiste en mandar una onda masiva que es amplificada por la ionosfera y que la onda penetra varios Km. en el interior de la tierra y que rebota dando una señal que puede ser interpretada para saber que hay bajo el subsuelo, bolsas de gas petróleo u otros.

Si hay leyes que hablan de que se prohíbe el uso de armas de control de clima es porque es muy probable que existan.

Usa cosa son las verdaderas posibilidades que creemos que tiene la tecnología y otra las posibles exageraciones que entran ya en el mundo de la teoría de la conspiración, donde el problema reside en que se mezcla mentira con verdad y ya no se sabe o lo que es peor, se duda de todos los datos si alguno de ellos se demuestra falso.

En un principio parece imposible que puedan crear tsunamis, y terremotos, pero puestos a pensar, también es muy difícil pensar o imaginar que pueden desintegrar el átomo y hacer una bomba nuclear, o que insertan tantos millones de transistores en un microprocesador tan diminuto.

La técnica avanza cada día y resulta que estamos como hace más de un siglo en cuanto a la producción de energía y automoción y casi aviación. Se siguen usando alternadores para producir electricidad y continuamos utilizando motores de explosión o combustión interna. Y los aviones parece que hay un parón y que desde los ochentas no hay casi novedades tecnológicas, ja y yo me lo creo…

La electrónica, la miniaturización, la informática y robótica, junto con el conocimiento de la genética están avanzando a pasos agigantados.

Desde los 50 tienen la bomba atómica pero aún nos movemos con gasolina.

Sé que la energía libre está censurada, y los intereses económicos de banqueros y multinacionales están por encima de los intereses de la población y del planeta, pero todo eso tiene que cambiar, y es a eso a lo que debemos despertar. Los gobiernos no velan por el bienestar y seguridad de la ciudadanía sino para continuar el “statu quo” de manipulación y poder, se protegen a sí mismos.

Esto es lo que dice abc.
http://www.abc.es/20100119/internacional-/chavez-acusa-provocar-seismo-201001191332.html

Chávez acusa a EE.UU. de provocar el seísmo de Haití

El antiamericano gobierno de Venezuela, en su habitual paranoia contra el imperio yanqui, asegura que el seísmo de Haití es el “claro resultado de una prueba de la Marina estadounidense”, y subraya que “un terremoto experimental de EE.UU. devastó el país caribeño”.
En una nota de prensa publicada en la cadena estatal de televisión Vive, el Ejecutivo que dirige Hugo Chávez se hace eco de un reporte “preparado por la Flota Rusa del Norte que indica que el seísmo de Haití fue el claro resultado de una prueba de la Marina Estadounidense por medio de una de sus armas de terremotos”.
La Flota del Norte, continúa el texto, “ha estado monitoreando los movimientos y las actividades navales estadounidenses en el Caribe desde 2008, cuando los estadounidenses anunciaron su intención de restablecer la Cuarta Flota disuelta en 1950, a lo que Rusia respondió un año después con otra encabezada por el crucero nuclear Pedro el Grande, comenzando sus primeros ejercicios en esta región desde finales de la Guerra Fría”.
Este supuesto informe compara además “la experimentación de la Marina estadounidense de dos de estas armas de terremotos la semana pasada, cuando la prueba en el Pacífico causó un terremoto de magnitud 6.5 en la ciudad de Eureka, en California, sin víctimas, con su prueba en el Caribe, que causó ya la muerte de al menos 140 mil inocentes”.
Según indica el citado texto ruso, “es más que probable” que Washington “haya tenido conocimiento total del catastrófico daño que esta prueba de terremoto podría tener potencialmente sobre Haití y había posicionado a su comandante del Comando del Sur, el general P.K. Keen, en la isla para supervisar las labores de ayuda si fuesen necesarias”.
¿Con qué objetivo haría estas pruebas Washington? Pues según Moscú y Caracas, “en el resultado final de las pruebas de estas armas está el plan de los Estados Unidos de la destrucción de Irán a través de una serie de terremotos diseñados para derrocar a su actual régimen Islámico”.
Por último, el gobierno de Chávez denuncia que “el Departamento de Estado, USAID y el Comando Sur de Estados Unidos comenzaron la invasión humanitaria al enviar al menos 10.000 soldados y contratistas para controlar, en lugar de la ONU, el territorio haitiano tras el devastador terremoto experimental”.

Esto otro e muy interesante
http://alsafir.wordpress.com/2010/01/20/haarp-y-el-terremoto-de-haiti/

Aquí tenéis un video con gráficos sobre variaciones en el campo geomagnético en ultrabaja frecuencia (de 0 a 5 Hz), o lo que es lo mismo, sobre las microondas que se crearon artificialmente entre las 4 de la tarde del 10 de enero y las 12 del mediodía del día 12.

En la web oficial de HAARP podéis ver estos gráficos y escuchar sus zumbidos correspondientes: Día 10Día 11Día 12

Aún no han censurado nada de esto, así que mostrad este material al mundo y que corra como la pólvora.

Aqui la noticia del diário Público

Internet alimenta la teoría de la conspiración sobre Haití

http://www.publico.es/internacional/286972/haiti/conspiracion/terremoto/eeuu/haarp/internet

“Un reporte preparado por la Flota Rusa del Norte estaría indicando que el sismo que ha devastado Haití fue el “claro resultado” de una prueba de la Marina Estadounidense por medio de una de sus “armas de terremotos”. Siete días después del desastre, la teoría de la conspiración ya está organizada en Internet. Según ella, EEUU ha utilizado Haití como campo de pruebas de un potente arma capaz, entre otras cosas, de provocar terremotos.

La semana pasada quedó patente una vez más el potencial de las redes sociales para informar en Internet. Tras el terremoto en Haití, Twitter, Flickr, Facebook y YouTube se convirteron en la primera pieza de apoyo de los medios de todo el mundo, hasta que desplazaron a sus enviados especiales a la zona de la catástrofe.

Pero la selección de esa información se hace a veces a la misma velocidad que la producen estas nuevas vías de comunicación. Entonces se pueden cometer errores como el del informativo de Televisión Española, que emitió un vídeo falso de Haití. Ni han sido los primeros ni los últimos. El mes pasado, por ejemplo, el informativo de la cadena francesa TF1, emitió una supuesta imagen de las revueltas contra Mahmud Ahmadineyad en Irán, que en realidad se correspondía con una manifestación en Honduras contra el golpe de Estado de Micheletti.

Es complicado discernir entre la información veraz y la que no lo es en Internet. Sobre todo si esta nueva vía conspirativa tiene tantos apoyos. Tecleando en Google ‘Haiti conspiracy’ aparecen más de tres millones de entradas. Todas hablan de HAARP, un proyecto del Ejército estadounidense que empezó a desarrollarse a mediados de los años noventa y cuyo objetivo es poder controlar las condiciones atmosféricas.

Entre las supuestas aplicaciones prácticas que los creyentes de esta teoría le otorgan al High-frequency Active Auroral Research Program, están las de provocar tormentas, sequías y terremotos. El proyecto HAARP tiene su sede en Gakona, Alaska, y está definido en su página web como un programa de investigación de la ionosfera de la Tierra, con particular énfasis en su uso para mejorar las comunicaciones y la vigilancia con propósitos civiles y de defensa.

El concepto de Future Warfare

El HAARP creó mucha controversia en su momento. En mayo de 1998 el Groupe de Recherche et D’Information de la Paix et la Securité (GRIP por sus siglas en francés), publicó un estudio del ingeniero Luc Mampaey en el que se asegura que la aplicación militar de este programa puede tener unas consecuencias catastróficas.

Mampay sospecha de EEUU, no porque instalara esta base de estudio de la ionosfera, “nada distinto a las ya existentes”, afirma, sino porque su control está exclusivamente limitado al Ejército. El investigador recuerda que “la modificación de la biosfera está prohibida por la Convención ENMOD de 1977”, sin embargo también explica que el concepto de “guerra medioambiental” está muy presente en todos los manuales militares.
Entre las supuestas aplicaciones de HAARP estaría el llegar a redirigir asteroides contra hipotéticos enemigos

Es aquí cuando Mampaey habla de la Revolution in Military Affairs. Un programa que, según él, EEUU desarrolla desde hace décadas para dotar a su Ejército de la posibilidad de modificar las condiciones medioambientales, algo que denomina como Future Warfare. Esto es, las guerras del futuro, que estarían basadas en “el manejo óptimo de la información, del medioambiente, de los medios de comunicación y de nuevas armas de energía dirigida”.

Sobre ese ansia norteamericano por modificar las condiciones atmosféricas cita también un estudio presentado a las Fuerzas Aéreas en 1996. Titulado ‘Weather as a Force Multiplier: Owning the Weather in 2025’, el documento, que aunque lo parezca no es el último guión de Steven Spielberg, presenta un supuesto enfrentamiento en 2025 de la Armada norteamericana contra un “cartel de la droga en Sudamérica”. Los narcotraficantes sudamericanos, que gracias “a su posición económica y política” han comprado aviones a Rusia y China, están acostumbrados a volar entre las tormentas eléctricas “tan comunes en la zona ecuatorial”. Pero los cazas estadounidenses no tendrían nada que temer si están diseñados para aguantar y controlar esas tormentas.

Basándose en las investigaciones de Arthur Westing, autor de estudios como Environmental Change and Security Project (ECSP) of Woodrow Wilson Center , Mampaey habla de los diferentes ámbitos en los que se podría desarrollar esta Future Warfare. La lista va desde lo más sencillo, que podría ser un “ataque a los ecosistemas” del supuesto enemigo con la “aplicación de agentes químicos” que destruyan la vida; pasando por el suelo y las reservas de agua, “provocando seísmoso erupciones volcánicas”; hasta llegar a un hipotético “ataque con asteroides”, modificando la trayectoria de los pedruscos que caigan a la atmósfera.

La teoría de la conspiración

Independientemente de que el estudio de Mampaey pueda ser fiable o no, la información ha inundado la Red con una mezcolanza entre las teorías físicas y el supuesto objetivo real de EEUU: practicar en Haití lo que quiere hacer en Irán.

Según la información aparecida en muchas páginas webs y blogs, Barack Obama ha empleado el país caribeño como laboratorio de pruebas de una versión moderna de las diez plagas de Egipto.

Terremotos, inundaciones y sequías estarían entre ese tormento que EEUU tiene pensado para derrocar a Ahmadineyad. Todo ello ha sido aderezado con el despliegue del Ejército norteamericano en Haití.
EEUU, según el bulo que recorre Internet, estaría preparado para aplicar una versión moderna de las 10 plagas de Egipto contra Irán

No es la única teoría que ha aparecido sobre el terremoto. Las explicaciones a la catástrofe natural han ido de lo divino a lo humano. El republicano Pat Robertson afirmó la semana pasada que “Haití hizo un pacto con el diablo” y el presentador de radio Rush Limbaugh dijo que el despliegue humanitario de EEUU era una estrategia de Obama para “recuperar la confianza de la comunidad negra”.

Es triste, pero ha habido muchas invenciones de este tipo en la historia de Internet. Y las que hablan sobre los recientes terremotos en cualquier parte del mundo apuntan directamente al HAARP. Le Monde, en una reseña del libro ‘La Route de Gakona’, de Jean-Paul Jody, habla de algunas de ellas.

Y en un artículo en noviembre del año pasado, el diario The Guardian recogía los cinco mitos militares más importantes, y que fueron reales en su origen, pero que tienen toda una legión de teorías en la Red: el escudo antimisiles impermeable de Reagan; las prácticas de la CIA para controlar la mente humana; otro proyecto para leer la mente y desarrollar técnicas para la guerra psicológica; la susodicha guerra del tiempo en la que se encuentra el programa HAARP; y la colaboración de las Fuerzas Armadas de EEUU con los alienígenas.

Teorías todas ellas que superan la realidad. Creer en ellas o no, depende de cada uno.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 20 enero, 2010 en haarp, Terremoto en Haití

 

>La conspiranolla se hace realidad, HAARP.


>SI CUANDO EL RIO SUENA ……………………………………

Está claro que una imagen vale más que mil palabras.

HAARP es algo real, sobre lo que puede o no hacer ya es otra cosa.
puedes ampliar información en estos enlaces:
http://www.radiolaprimerisima.com/articulos/1092
Desde hace años se dice que las instalaciones secretas el HAARP en Alaska de los militares USA, son en realidad una arma capaz de controlar el clima calentándo la atmósfera y haciéndo vibrar la tierra y partes de la atmófera con fines comerciales, políticos y militares.

Hay voces que afirman que pueden usar pulsos para afectar a la población, ejemplo quemar como los micro ondas y hasta manipular la mente o hacernos enfermar.

Es sabido que HAARP es usado para hacer sondeos petrolíferos y de otros yacimientos, consiste en mandar una onda masiva que es amplificada por la ionosfera y que la onda penetra varios Km. en el interior de la tierra y que rebota dando una señal que puede ser interpretada para saber que hay bajo el subsuelo, bolsas de gas petróleo u otros.

Si hay leyes que hablan de que se prohíbe el uso de armas de control de clima es porque es muy probable que existan.

Usa cosa son las verdaderas posibilidades que creemos que tiene la tecnología y otra las posibles exageraciones que entran ya en el mundo de la teoría de la conspiración, donde el problema reside en que se mezcla mentira con verdad y ya no se sabe o lo que es peor, se duda de todos los datos si alguno de ellos se demuestra falso.

En un principio parece imposible que puedan crear tsunamis, y terremotos, pero puestos a pensar, también es muy difícil pensar o imaginar que pueden desintegrar el átomo y hacer una bomba nuclear, o que insertan tantos millones de transistores en un microprocesador tan diminuto.

La técnica avanza cada día y resulta que estamos como hace más de un siglo en cuanto a la producción de energía y automoción y casi aviación. Se siguen usando alternadores para producir electricidad y continuamos utilizando motores de explosión o combustión interna. Y los aviones parece que hay un parón y que desde los ochentas no hay casi novedades tecnológicas, ja y yo me lo creo…

La electrónica, la miniaturización, la informática y robótica, junto con el conocimiento de la genética están avanzando a pasos agigantados.

Desde los 50 tienen la bomba atómica pero aún nos movemos con gasolina.

Sé que la energía libre está censurada, y los intereses económicos de banqueros y multinacionales están por encima de los intereses de la población y del planeta, pero todo eso tiene que cambiar, y es a eso a lo que debemos despertar. Los gobiernos no velan por el bienestar y seguridad de la ciudadanía sino para continuar el “statu quo” de manipulación y poder, se protegen a sí mismos.

Esto es lo que dice abc.
http://www.abc.es/20100119/internacional-/chavez-acusa-provocar-seismo-201001191332.html

Chávez acusa a EE.UU. de provocar el seísmo de Haití

El antiamericano gobierno de Venezuela, en su habitual paranoia contra el imperio yanqui, asegura que el seísmo de Haití es el “claro resultado de una prueba de la Marina estadounidense”, y subraya que “un terremoto experimental de EE.UU. devastó el país caribeño”.
En una nota de prensa publicada en la cadena estatal de televisión Vive, el Ejecutivo que dirige Hugo Chávez se hace eco de un reporte “preparado por la Flota Rusa del Norte que indica que el seísmo de Haití fue el claro resultado de una prueba de la Marina Estadounidense por medio de una de sus armas de terremotos”.
La Flota del Norte, continúa el texto, “ha estado monitoreando los movimientos y las actividades navales estadounidenses en el Caribe desde 2008, cuando los estadounidenses anunciaron su intención de restablecer la Cuarta Flota disuelta en 1950, a lo que Rusia respondió un año después con otra encabezada por el crucero nuclear Pedro el Grande, comenzando sus primeros ejercicios en esta región desde finales de la Guerra Fría”.
Este supuesto informe compara además “la experimentación de la Marina estadounidense de dos de estas armas de terremotos la semana pasada, cuando la prueba en el Pacífico causó un terremoto de magnitud 6.5 en la ciudad de Eureka, en California, sin víctimas, con su prueba en el Caribe, que causó ya la muerte de al menos 140 mil inocentes”.
Según indica el citado texto ruso, “es más que probable” que Washington “haya tenido conocimiento total del catastrófico daño que esta prueba de terremoto podría tener potencialmente sobre Haití y había posicionado a su comandante del Comando del Sur, el general P.K. Keen, en la isla para supervisar las labores de ayuda si fuesen necesarias”.
¿Con qué objetivo haría estas pruebas Washington? Pues según Moscú y Caracas, “en el resultado final de las pruebas de estas armas está el plan de los Estados Unidos de la destrucción de Irán a través de una serie de terremotos diseñados para derrocar a su actual régimen Islámico”.
Por último, el gobierno de Chávez denuncia que “el Departamento de Estado, USAID y el Comando Sur de Estados Unidos comenzaron la invasión humanitaria al enviar al menos 10.000 soldados y contratistas para controlar, en lugar de la ONU, el territorio haitiano tras el devastador terremoto experimental”.

Esto otro e muy interesante
http://alsafir.wordpress.com/2010/01/20/haarp-y-el-terremoto-de-haiti/

Aquí tenéis un video con gráficos sobre variaciones en el campo geomagnético en ultrabaja frecuencia (de 0 a 5 Hz), o lo que es lo mismo, sobre las microondas que se crearon artificialmente entre las 4 de la tarde del 10 de enero y las 12 del mediodía del día 12.

En la web oficial de HAARP podéis ver estos gráficos y escuchar sus zumbidos correspondientes: Día 10Día 11Día 12

Aún no han censurado nada de esto, así que mostrad este material al mundo y que corra como la pólvora.

Aqui la noticia del diário Público

Internet alimenta la teoría de la conspiración sobre Haití

http://www.publico.es/internacional/286972/haiti/conspiracion/terremoto/eeuu/haarp/internet

“Un reporte preparado por la Flota Rusa del Norte estaría indicando que el sismo que ha devastado Haití fue el “claro resultado” de una prueba de la Marina Estadounidense por medio de una de sus “armas de terremotos”. Siete días después del desastre, la teoría de la conspiración ya está organizada en Internet. Según ella, EEUU ha utilizado Haití como campo de pruebas de un potente arma capaz, entre otras cosas, de provocar terremotos.

La semana pasada quedó patente una vez más el potencial de las redes sociales para informar en Internet. Tras el terremoto en Haití, Twitter, Flickr, Facebook y YouTube se convirteron en la primera pieza de apoyo de los medios de todo el mundo, hasta que desplazaron a sus enviados especiales a la zona de la catástrofe.

Pero la selección de esa información se hace a veces a la misma velocidad que la producen estas nuevas vías de comunicación. Entonces se pueden cometer errores como el del informativo de Televisión Española, que emitió un vídeo falso de Haití. Ni han sido los primeros ni los últimos. El mes pasado, por ejemplo, el informativo de la cadena francesa TF1, emitió una supuesta imagen de las revueltas contra Mahmud Ahmadineyad en Irán, que en realidad se correspondía con una manifestación en Honduras contra el golpe de Estado de Micheletti.

Es complicado discernir entre la información veraz y la que no lo es en Internet. Sobre todo si esta nueva vía conspirativa tiene tantos apoyos. Tecleando en Google ‘Haiti conspiracy’ aparecen más de tres millones de entradas. Todas hablan de HAARP, un proyecto del Ejército estadounidense que empezó a desarrollarse a mediados de los años noventa y cuyo objetivo es poder controlar las condiciones atmosféricas.

Entre las supuestas aplicaciones prácticas que los creyentes de esta teoría le otorgan al High-frequency Active Auroral Research Program, están las de provocar tormentas, sequías y terremotos. El proyecto HAARP tiene su sede en Gakona, Alaska, y está definido en su página web como un programa de investigación de la ionosfera de la Tierra, con particular énfasis en su uso para mejorar las comunicaciones y la vigilancia con propósitos civiles y de defensa.

El concepto de Future Warfare

El HAARP creó mucha controversia en su momento. En mayo de 1998 el Groupe de Recherche et D’Information de la Paix et la Securité (GRIP por sus siglas en francés), publicó un estudio del ingeniero Luc Mampaey en el que se asegura que la aplicación militar de este programa puede tener unas consecuencias catastróficas.

Mampay sospecha de EEUU, no porque instalara esta base de estudio de la ionosfera, “nada distinto a las ya existentes”, afirma, sino porque su control está exclusivamente limitado al Ejército. El investigador recuerda que “la modificación de la biosfera está prohibida por la Convención ENMOD de 1977”, sin embargo también explica que el concepto de “guerra medioambiental” está muy presente en todos los manuales militares.
Entre las supuestas aplicaciones de HAARP estaría el llegar a redirigir asteroides contra hipotéticos enemigos

Es aquí cuando Mampaey habla de la Revolution in Military Affairs. Un programa que, según él, EEUU desarrolla desde hace décadas para dotar a su Ejército de la posibilidad de modificar las condiciones medioambientales, algo que denomina como Future Warfare. Esto es, las guerras del futuro, que estarían basadas en “el manejo óptimo de la información, del medioambiente, de los medios de comunicación y de nuevas armas de energía dirigida”.

Sobre ese ansia norteamericano por modificar las condiciones atmosféricas cita también un estudio presentado a las Fuerzas Aéreas en 1996. Titulado ‘Weather as a Force Multiplier: Owning the Weather in 2025’, el documento, que aunque lo parezca no es el último guión de Steven Spielberg, presenta un supuesto enfrentamiento en 2025 de la Armada norteamericana contra un “cartel de la droga en Sudamérica”. Los narcotraficantes sudamericanos, que gracias “a su posición económica y política” han comprado aviones a Rusia y China, están acostumbrados a volar entre las tormentas eléctricas “tan comunes en la zona ecuatorial”. Pero los cazas estadounidenses no tendrían nada que temer si están diseñados para aguantar y controlar esas tormentas.

Basándose en las investigaciones de Arthur Westing, autor de estudios como Environmental Change and Security Project (ECSP) of Woodrow Wilson Center , Mampaey habla de los diferentes ámbitos en los que se podría desarrollar esta Future Warfare. La lista va desde lo más sencillo, que podría ser un “ataque a los ecosistemas” del supuesto enemigo con la “aplicación de agentes químicos” que destruyan la vida; pasando por el suelo y las reservas de agua, “provocando seísmoso erupciones volcánicas”; hasta llegar a un hipotético “ataque con asteroides”, modificando la trayectoria de los pedruscos que caigan a la atmósfera.

La teoría de la conspiración

Independientemente de que el estudio de Mampaey pueda ser fiable o no, la información ha inundado la Red con una mezcolanza entre las teorías físicas y el supuesto objetivo real de EEUU: practicar en Haití lo que quiere hacer en Irán.

Según la información aparecida en muchas páginas webs y blogs, Barack Obama ha empleado el país caribeño como laboratorio de pruebas de una versión moderna de las diez plagas de Egipto.

Terremotos, inundaciones y sequías estarían entre ese tormento que EEUU tiene pensado para derrocar a Ahmadineyad. Todo ello ha sido aderezado con el despliegue del Ejército norteamericano en Haití.
EEUU, según el bulo que recorre Internet, estaría preparado para aplicar una versión moderna de las 10 plagas de Egipto contra Irán

No es la única teoría que ha aparecido sobre el terremoto. Las explicaciones a la catástrofe natural han ido de lo divino a lo humano. El republicano Pat Robertson afirmó la semana pasada que “Haití hizo un pacto con el diablo” y el presentador de radio Rush Limbaugh dijo que el despliegue humanitario de EEUU era una estrategia de Obama para “recuperar la confianza de la comunidad negra”.

Es triste, pero ha habido muchas invenciones de este tipo en la historia de Internet. Y las que hablan sobre los recientes terremotos en cualquier parte del mundo apuntan directamente al HAARP. Le Monde, en una reseña del libro ‘La Route de Gakona’, de Jean-Paul Jody, habla de algunas de ellas.

Y en un artículo en noviembre del año pasado, el diario The Guardian recogía los cinco mitos militares más importantes, y que fueron reales en su origen, pero que tienen toda una legión de teorías en la Red: el escudo antimisiles impermeable de Reagan; las prácticas de la CIA para controlar la mente humana; otro proyecto para leer la mente y desarrollar técnicas para la guerra psicológica; la susodicha guerra del tiempo en la que se encuentra el programa HAARP; y la colaboración de las Fuerzas Armadas de EEUU con los alienígenas.

Teorías todas ellas que superan la realidad. Creer en ellas o no, depende de cada uno.

 
Deja un comentario

Publicado por en 20 enero, 2010 en haarp, Terremoto en Haití

 

>TECNOLOGÍA BÉLICA ELECTROMACNÉTICA, MICROONDAS, HAARP, CONTROL CLIMÁTICO, CHIPS…


>http://video.google.es/googleplayer.swf?docid=5075416311456198738&hl=es&fs=true

Estén atentos cuando hablan del efecto que pueden causar estas armas en todo lo que contenga un Chip. Llevan mucho tiempo planeando colocarnos un chip dentro del cuerpo.
 

>CIENTÍFICOS SUGIEREN QUE EL TERREMOTO DE HAITÍ HA SIDO PROVOCADO POR EL HAARP


>”Cada vez somos más científicos hartos de las mentiras de la ciencia Oficial”…

 

>HAARP – JUGANDO CON LA HUMANIDAD…


>

 

>HAARP – CONTROL DE LA MENTE Y DEL CLIMA MEDIANTE ONDAS


> <—AURORA BOREAL EN NORUEGA CREADA POR EL HAARP

El proyecto HAARP: Máquinas para modificar y controlar el tiempo El proyecto HAARP: Máquinas para modificar y controlar el tiempo atmosférico

¿LA TIERRA EN PELIGRO?

José Tous Borrás


Quizás a algunos no les suenen estas siglas, pero pertenecen a un misterioso proyecto de la Fuerza Aérea norteamericana cuyas siglas HAARP, High Frequency Advanced Auroral Research Project. Traducido al español sería, Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia. En unas instalaciones militares situadas en Gakona, Alaska, se está desarrollando un misterioso proyecto el cual consiste en 180 antenas que funcionando en conjunto será como una sola antena que emitirá 1 GW =1.000.000.000 W, es decir un billón de ondas de radio de alta frecuencia las cuales penetran en la atmósfera inferior e interactúan con la corriente de los elecrojets aureales.

En este sentido debemos reseñar que la tierra se encuentra envuelta y protegida por la atmósfera. La troposfera se extiende desde la superficie terrestre hasta unos 16 km de altura. La estratosfera, con su capa de ozono, se sitúa entre los 16 y 48 km de altura. Mas allá de los 48 km tenemos la ionosfera que llega hasta los 350 km de altura. Los cinturones de Van Allen se sitúan a distancias superiores y tienden a captar las partículas energéticas que tratan de irrumpir en la tierra desde el espacio exterior.

En este sentido el proyecto HAARP es uno de tantos que lleva a cabo la Marina y la Fuerza Aérea de EEUU. Otros proyectos militares implicaban o han implicado el estudio de la ionosfera, la alta atmósfera y el uso de satélites espaciales con fines más o menos singulares, vendiéndose su utilización con fines, principalmente, no bélicos. Por citar alguno otros, tenemos :

Project Starfish (1962) Se trataba de realizar experimentos en la ionosfera, alterar las formas y la intensidad de los cinturones de Van Allen, etc..

SPS: Solar Power Satellite Project (1968). Proyecto por el cual se quería generar una constelación de satélites geostacionarios capaz de interceptar la radiación solar y transmitirla en rayos concentrados de microondas a la tierra para su uso posterior.

SPS Military Implications (1978). El proyecto SPS se rehizo para adaptarlo a fines militares. La constelación de satélites podría usar y concentrar la radiación solar para ser usada como un rayo capaz de destruir misiles u objetos enemigos, alterar las comunicaciones que utilizarán la ionosfera como pantalla reflectora, etc…

Y más experimentos donde la alteración local de la capa de la alta atmósfera, combinada con la existencia de multitud de satélites ha sido el objeto fundamental de los experimentos. Todos ellos vendidos al gran publico como proyectos para realizar estudios, comprender, mejorar nuestro conocimiento de la física de la alta atmósfera. Incluso, han aparecido mensajes de la administración donde se hablaba de incrementar el nivel de ozono estratosférico y realizar estudios del impacto del cambio climático en nuestro mundo.

Por lo tanto, HAARP es uno más de estos proyectos militares llevados a cabo por la Defensa americana. Volvamos a lo que conocemos de este proyecto.

Los pulsos emitidos artificialmente estimulan a la ionosfera creando ondas que pueden recorrer grandes distancias a través de la atmósfera inferior y penetran dentro de la tierra para encontrar depósitos de mísiles, túneles subterráneos, o comunicarse con submarinos sumergidos, entre mucha otras aplicaciones.

¿Qué es el Electrojet?. Hay una electricidad flotando sobre la Tierra llamada electrojet aureal, al depositar energía en ella se cambia el medio, cambiando la corriente y generando ondas LF (Low Frecuency) y VLF (Very Low Frecuency). HAARP tiene la intención de acercar el electrojet a la Tierra con el objetivo de aprovecharlo en una gran estación generadora.

HAARP enviará haces de radiofrecuencia dentro de la ionosfera, los electrojet afectan al clima global, algunas veces durante una tormenta eléctrica llegan a tocar la Tierra, afectando a las comunicaciones por cables telefónicos y eléctricos, la interrupción de suministros eléctricos e incluso alteraciones en el estado del ser humano.

El HAARP actuaría como un gran calentador ionosférico, el más potente del mundo. En este sentido podría tratarse de la más sofisticada arma geofísica construida por el hombre.

¿Un proyecto con intención de manipular el mundo?

Hasta aquí hemos descrito la parte “oficial” de la cuestión, pero ¿por qué hay quien cree que detrás de HAARP se oculta algo más?, ¿ extraños experimentos de modificación del clima, de control de la mente y de producir incluso terremotos ?.

Ciertamente algo de base científica asoma en todo este asunto, HAARP con sus cientos de millones de vatios de potencia y antenas se puede considerar como un verdadero “calefactor” de la alta atmósfera, provocando una tremenda ionización que puede acarrear consecuencias imprevisibles, y que gracias a su efecto “espejo” podría dirigir sus efectos hacia cualquier zona del planeta. Estaríamos hablando de un nuevo tipo de arma, capaz de intensificar tormentas, prolongar sequías, sobre territorio de un supuesto enemigo, y perjudicándolo sin que este se diera cuenta sin mas … ¿ ficción ?.

El proyecto es tan controvertido como peligroso. Sus defensores aducen un sinfín de ventajas de carácter científico, geofísico y militar, pero sus detractores están convencidos de que podrían tener consecuencias catastróficas para nuestro planeta, desde arriesgadas modificaciones en la ionosfera, hasta la manipulación de la mente humana.
El científico Nick Begich junto a la periodista Jeanne Manning realizaron una profunda investigación sobre le tema fruto del cual vio la luz el libro “Angels don’t play this harp” (Los ángeles no tocan esta arpa),en el que ambos autores plantean inquietantes hipótesis, una de ellas es que de ponerse en marcha dicho proyecto podría tener peores consecuencias que las pruebas nucleares

De acuerdo con la Dra. Rosalie Bertell, HAARP forma parte de un sistema integrado de armamentos, que tiene consecuencias ecológicas potencialmente devastadoras.

“Se relaciona con cincuenta años de programas intensos y crecientemente destructivos para comprender y controlar la atmósfera superior. Sería precipitado no asociar HAARP con la construcción del laboratorio espacial que está siendo planeado separadamente por los Estados Unidos. HAARP es parte integral de una larga historia de investigación y desarrollo espacial de naturaleza militar deliberada. Las implicaciones militares de la combinación de estos proyectos son alarmantes… La capacidad de la combinación HAARP/Spacelab/cohete espacial de producir cantidades muy grandes de energía, comparable a una bomba atómica, en cualquier parte de la tierra por medio de haces de láser y partículas, es aterradora. El proyecto será probablemente “vendido” al público como un escudo espacial contra la entrada de armas al territorio nacional o, para los más ingenuos, como un sistema para reparar la capa de ozono”.

Fuera de la manipulación climática, HAARP tiene una serie de otros usos relacionados: “HAARP podría contribuir a cambiar el clima bombardeando intensivamente la atmósfera con rayos de alta frecuencia. Convirtiendo las ondas de baja frecuencia en alta intensidad podría también afectar a los cerebros humanos, y no se puede excluir que tenga efectos tectónicos“.

Así pretenden manipular el clima

Por si fuera poco, a la posible manipulación de las mentes humanas y las modificaciones en la ionosfera habría que sumar nuevos efectos negativos. El propio creador del calentador ionosférico del proyecto HAARP, Bernard Eastlund,asegura que su invento podría, también, controlar el clima. Una afirmación que ha llevado a Begich a concluir que si el HAARP operase al cien por cien podría crear anomalías climatológicas sobre ambos hemisferios terrestres, siguiendo la teoría de la resonancia tan empleada por el genial Nikola Tesla en sus inventos. Un cambio climatológico en un hemisferio desencadenaría otro cambio en el otro hemisferio. Una posibilidad que no se debe descartar, sobre todo a tenor de las opiniones de científicos de le Universidad de Stanford, que aseguran que el clima mundial podría ser controlado mediante la transmisión de señales de radio relativamente pequeñas, a los cinturones de Van Allen. Por resonancia, pequeñas señales activadoras pueden controlar energías enormes.

La evidencia científica reciente sugiere que el HAARP está en funcionamiento y que tiene la capacidad potencial de desencadenar inundaciones, sequías, huracanes y terremotos. Desde un punto de vista militar, HAARP es un arma de destrucción masiva. Potencialmente, constituye un instrumento de conquista capaz de desestabilizar selectivamente los sistemas agrícolas y ecológicos de regiones enteras.

¿Cómo se alteraría el clima con este proyecto?

Se ha sugerid en diversos trabajos científicos que los vientos de la alta altmósfera ( sobre los 50 km de altura) juegan un papel importante en el chorro, que a su vez controla las estructuras de tiempo en superficie. Otros autores han estudiado el “auroreal electrojet”, y han encntrado que existe una relación muy estrecha con los vientos a 80 km de altura. Por lo tanto los sistemas electrojet – vientos troposféricos están, aparentemente, correlacionados.

Uno de los objetivos del HAARP es modular las corrientes del electrojet y así afectar a la intensidad y dirección de os vientos zonales y del chorro.
Por otra parte, el poder “calentar” ciertas zonas hostiles del globo podría generar las condiciones meteorológicas para producir sequías.

Deberemos estar pendientes de este proyecto enigmático. Se preveé que en Groenlandia y Noruega se instalen o se hayan instalado nuevas antenas dentro del proyecto HAARP. En otras islas del Pacífico se supone que se han instalado otras tantas antenas del proyecto HAARP.

Las primeras pruebas operativas se esperan que se realicen en el 2003.

¿Estaremos viviendo el comienzo de una nueva era de armas geofísicas capaces de modificar el clima a escala local y ser empleadas contra países hostiles ?

¿Quien fue Nikola Tesla?

Para terminar, no queremos olvidarnos de este inventor de nuestro tiempo que, directa o indirectamente, está relacionado con el HAARP.

Nikola Tesla fue uno de los sabios menos conocidos de nuestra época. Nació en Croacia (1856) y murió en Nueva York (1943). Tesla fue ante todo un inventor. Inventó la corriente alterna y el motor de inducción electromagnética, turbinas muy eficientes, etc.. Algunos le atribuyen la invención de la radio, pero su idea, según parece, se la tomaron Marconi y Edison. Tesla fue experto en termodinámica, energía solar, rayos X y cósmicos, etc.

Inventó un sistema de transmisión de energía inalámbrica: transmitir energía sin medio físico. Consiguió encender a un conjunto de lámparas de 50 vatios a 40 km de distancia y lanzó la idea de poder concentrar y transmitir energía a grandes distancias. Tesla fue un visionario y adelantado de su tiempo ya que pronostico la invención de la televisión, potenciales usos de satélites venideros y el posible uso de máquinas del tiempo capaz de controlarlo a grandes distancias (¡antes de 1910!).

El proyecto HAARP parte de la idea originaria de Tesla: poder transmitir potentes ondas electromagnéticas que se puedan reflejarse en la ionosfera y así alcanzar grandes distancias.

Fuente: http://www.meteored.com/ram/913/el-proyecto-haarp-mquinas-para-modificar-y-controlar-el-tiempo-el-proyecto-haarp-mquinas-para-modificar-y-controlar-el-tiempo-atmosfrico/

Terremotos y el sistema GPS: La ionosfera como amplificadoras de ondas sísmicas

ESA

Las técnicas de teledetección remota desde satélite pueden se utilizadas para detectar terremotos terrestres, incluyendo zonas deshabitas, áreas marinas, etc.

Un equipo del Instituto de Physique du Globe de Paris y del Instituto de Tecnología de California han usado los datos del GPS, Global Positioning System, de la constelación de satélites para analizar las perturbaciones de la ionosfera que se generaron después del terremoto de magnitud 7.9 que sacudió el pasado noviembre a Denali, Alaska.

Sus trabajos han sido publicados en la revista científica Geophysical Research Letters y han sido soportados por el proyecto de la ESA, Space Weather Applications Pilot Project.

La ionosfera es una región llena de partículas cargadas a una altura que oscila entre los 75 y 1000 km. Tiene la notable capacidad de interferir a la propagación de las ondas de radio, y en particular a las señales de navegación del sistema GPS de los satélites que lo soporta. Las fluctuaciones en la ionosfera pueden causar un retraso en la señal, errores de navegación o en casos extremos de inutilizar durante horas los servicios de radio localización.


Mientras que las interferencias es un problema para los usuarios de GPS, para otros es una fuente de información. Los investigadores han estudiado el origen de tales fluctuaciones en tiempo real, que a fin de cuenta están asociadas a las variaciones de la densidad de electrones.
El equipo franco americano han utilizado las señales del sistema GPS para medir la actividad geológica en California pero han utilizado los datos para obtener una estructura tridimensional de la ionosfera con gran detalle.

Cuando sucedió el terremoto de Denali, ocurrido el 3 de noviembre del 2002, el equipo tuvo la oportunidad de usar estas técnicas e investigar otra propiedad de la ionosfera, su habilidad de trabajar con un amplificador natural de ondas sísmicas que se mueven a través de la superficie terrestre.


Hay varios tipos de ondas sísmicas que se mueven en la tierra cuando un terremoto sucede, las de mayor escala y otras menores que se llaman ondas de Rayleigh. Este tipo de ondas se propagan en el suelo hacia arriba y abajo, de un lugar a otro, de la misma manera que las olas marinas lo hacen el océano.


Anteriores estudios han establecido que las ondas de Rayleigh pueden, a su vez, generar perturbaciones de gran escala en la ionosfera. Un desplazamiento de un milímetro de pico a pico al nivel del suelo puede provocar oscilaciones de mas de 100 m a una altitud de 150 km.

Usando las señales de seis satélites del sistema GPS visibles desde la superficie, pudieron estimar la amplitud de la perturbación – alrededor de los 290-300 km de altura.


Las señales ionosféricas observadas tenían un parecido llamativo en sus formas con los modelos de comportamiento sísmico. Esta técnica podría detectar terremotos en zonas sin detectores sísmicos, tales como en las profundidades marinas.


“En el marco del proyecto Galileo planeamos desarrollar y mejorar estas técnicas” dijo Ducic. “Galileo doblará el número de satélites y nos permitirá obtener mejores mapas de la ionosfera. Esperamos desarrollar en Europa una densa red de estaciones Galileo/GPS para analizar continuamente estos fenómenos”.


La ESA, junto con el Ministerio francés de investigación y el CNES han decidido patrocinar un pre-proyecto llamado SPECTRE – Service and Products for Ionosphere Electronic Content and Tropospheric Refractive, sobre Europa desde GPS con objeto de desarrollar mapas de alta resolución de la ionosfera.


Estas investigaciones serán soportadas por el futuro microsatélite francés DEMETER (Detection of Electro-Magnetic Emissions Transmitted from Earthquake Regions) que será lanzado el 2004 y estudiará las señales que volcanes, seísmos y las actividades humanas generan en la ionosfera. Estas actividades serán realizadas también por el ESA en el marco del proyecto Space Weather Applications Pilot Project.

Fuente: http://www.meteored.com/ram/1161/terremotos-y-el-sistema-gps-la-ionosfera-como-amplificadoras-de-ondas-ssmicas/

 

>HAARP – CONTROL DE LA MENTE Y DEL CLIMA MEDIANTE ONDAS


>

El proyecto HAARP: Máquinas para modificar y controlar el tiempo El proyecto HAARP: Máquinas para modificar y controlar el tiempo atmosférico

¿LA TIERRA EN PELIGRO?

José Tous Borrás


Quizás a algunos no les suenen estas siglas, pero pertenecen a un misterioso proyecto de la Fuerza Aérea norteamericana cuyas siglas HAARP, High Frequency Advanced Auroral Research Project. Traducido al español sería, Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia. En unas instalaciones militares situadas en Gakona, Alaska, se está desarrollando un misterioso proyecto el cual consiste en 180 antenas que funcionando en conjunto será como una sola antena que emitirá 1 GW =1.000.000.000 W, es decir un billón de ondas de radio de alta frecuencia las cuales penetran en la atmósfera inferior e interactúan con la corriente de los elecrojets aureales.

En este sentido debemos reseñar que la tierra se encuentra envuelta y protegida por la atmósfera. La troposfera se extiende desde la superficie terrestre hasta unos 16 km de altura. La estratosfera, con su capa de ozono, se sitúa entre los 16 y 48 km de altura. Mas allá de los 48 km tenemos la ionosfera que llega hasta los 350 km de altura. Los cinturones de Van Allen se sitúan a distancias superiores y tienden a captar las partículas energéticas que tratan de irrumpir en la tierra desde el espacio exterior.

En este sentido el proyecto HAARP es uno de tantos que lleva a cabo la Marina y la Fuerza Aérea de EEUU. Otros proyectos militares implicaban o han implicado el estudio de la ionosfera, la alta atmósfera y el uso de satélites espaciales con fines más o menos singulares, vendiéndose su utilización con fines, principalmente, no bélicos. Por citar alguno otros, tenemos :

Project Starfish (1962) Se trataba de realizar experimentos en la ionosfera, alterar las formas y la intensidad de los cinturones de Van Allen, etc..

SPS: Solar Power Satellite Project (1968). Proyecto por el cual se quería generar una constelación de satélites geostacionarios capaz de interceptar la radiación solar y transmitirla en rayos concentrados de microondas a la tierra para su uso posterior.

SPS Military Implications (1978). El proyecto SPS se rehizo para adaptarlo a fines militares. La constelación de satélites podría usar y concentrar la radiación solar para ser usada como un rayo capaz de destruir misiles u objetos enemigos, alterar las comunicaciones que utilizarán la ionosfera como pantalla reflectora, etc…

Y más experimentos donde la alteración local de la capa de la alta atmósfera, combinada con la existencia de multitud de satélites ha sido el objeto fundamental de los experimentos. Todos ellos vendidos al gran publico como proyectos para realizar estudios, comprender, mejorar nuestro conocimiento de la física de la alta atmósfera. Incluso, han aparecido mensajes de la administración donde se hablaba de incrementar el nivel de ozono estratosférico y realizar estudios del impacto del cambio climático en nuestro mundo.

Por lo tanto, HAARP es uno más de estos proyectos militares llevados a cabo por la Defensa americana. Volvamos a lo que conocemos de este proyecto.

Los pulsos emitidos artificialmente estimulan a la ionosfera creando ondas que pueden recorrer grandes distancias a través de la atmósfera inferior y penetran dentro de la tierra para encontrar depósitos de mísiles, túneles subterráneos, o comunicarse con submarinos sumergidos, entre mucha otras aplicaciones.

¿Qué es el Electrojet?. Hay una electricidad flotando sobre la Tierra llamada electrojet aureal, al depositar energía en ella se cambia el medio, cambiando la corriente y generando ondas LF (Low Frecuency) y VLF (Very Low Frecuency). HAARP tiene la intención de acercar el electrojet a la Tierra con el objetivo de aprovecharlo en una gran estación generadora.

HAARP enviará haces de radiofrecuencia dentro de la ionosfera, los electrojet afectan al clima global, algunas veces durante una tormenta eléctrica llegan a tocar la Tierra, afectando a las comunicaciones por cables telefónicos y eléctricos, la interrupción de suministros eléctricos e incluso alteraciones en el estado del ser humano.

El HAARP actuaría como un gran calentador ionosférico, el más potente del mundo. En este sentido podría tratarse de la más sofisticada arma geofísica construida por el hombre.

¿Un proyecto con intención de manipular el mundo?

Hasta aquí hemos descrito la parte “oficial” de la cuestión, pero ¿por qué hay quien cree que detrás de HAARP se oculta algo más?, ¿ extraños experimentos de modificación del clima, de control de la mente y de producir incluso terremotos ?.

Ciertamente algo de base científica asoma en todo este asunto, HAARP con sus cientos de millones de vatios de potencia y antenas se puede considerar como un verdadero “calefactor” de la alta atmósfera, provocando una tremenda ionización que puede acarrear consecuencias imprevisibles, y que gracias a su efecto “espejo” podría dirigir sus efectos hacia cualquier zona del planeta. Estaríamos hablando de un nuevo tipo de arma, capaz de intensificar tormentas, prolongar sequías, sobre territorio de un supuesto enemigo, y perjudicándolo sin que este se diera cuenta sin mas … ¿ ficción ?.

El proyecto es tan controvertido como peligroso. Sus defensores aducen un sinfín de ventajas de carácter científico, geofísico y militar, pero sus detractores están convencidos de que podrían tener consecuencias catastróficas para nuestro planeta, desde arriesgadas modificaciones en la ionosfera, hasta la manipulación de la mente humana.
El científico Nick Begich junto a la periodista Jeanne Manning realizaron una profunda investigación sobre le tema fruto del cual vio la luz el libro “Angels don’t play this harp” (Los ángeles no tocan esta arpa),en el que ambos autores plantean inquietantes hipótesis, una de ellas es que de ponerse en marcha dicho proyecto podría tener peores consecuencias que las pruebas nucleares

De acuerdo con la Dra. Rosalie Bertell, HAARP forma parte de un sistema integrado de armamentos, que tiene consecuencias ecológicas potencialmente devastadoras.

“Se relaciona con cincuenta años de programas intensos y crecientemente destructivos para comprender y controlar la atmósfera superior. Sería precipitado no asociar HAARP con la construcción del laboratorio espacial que está siendo planeado separadamente por los Estados Unidos. HAARP es parte integral de una larga historia de investigación y desarrollo espacial de naturaleza militar deliberada. Las implicaciones militares de la combinación de estos proyectos son alarmantes… La capacidad de la combinación HAARP/Spacelab/cohete espacial de producir cantidades muy grandes de energía, comparable a una bomba atómica, en cualquier parte de la tierra por medio de haces de láser y partículas, es aterradora. El proyecto será probablemente “vendido” al público como un escudo espacial contra la entrada de armas al territorio nacional o, para los más ingenuos, como un sistema para reparar la capa de ozono”.

Fuera de la manipulación climática, HAARP tiene una serie de otros usos relacionados: “HAARP podría contribuir a cambiar el clima bombardeando intensivamente la atmósfera con rayos de alta frecuencia. Convirtiendo las ondas de baja frecuencia en alta intensidad podría también afectar a los cerebros humanos, y no se puede excluir que tenga efectos tectónicos“.

Así pretenden manipular el clima

Por si fuera poco, a la posible manipulación de las mentes humanas y las modificaciones en la ionosfera habría que sumar nuevos efectos negativos. El propio creador del calentador ionosférico del proyecto HAARP, Bernard Eastlund,asegura que su invento podría, también, controlar el clima. Una afirmación que ha llevado a Begich a concluir que si el HAARP operase al cien por cien podría crear anomalías climatológicas sobre ambos hemisferios terrestres, siguiendo la teoría de la resonancia tan empleada por el genial Nikola Tesla en sus inventos. Un cambio climatológico en un hemisferio desencadenaría otro cambio en el otro hemisferio. Una posibilidad que no se debe descartar, sobre todo a tenor de las opiniones de científicos de le Universidad de Stanford, que aseguran que el clima mundial podría ser controlado mediante la transmisión de señales de radio relativamente pequeñas, a los cinturones de Van Allen. Por resonancia, pequeñas señales activadoras pueden controlar energías enormes.

La evidencia científica reciente sugiere que el HAARP está en funcionamiento y que tiene la capacidad potencial de desencadenar inundaciones, sequías, huracanes y terremotos. Desde un punto de vista militar, HAARP es un arma de destrucción masiva. Potencialmente, constituye un instrumento de conquista capaz de desestabilizar selectivamente los sistemas agrícolas y ecológicos de regiones enteras.

¿Cómo se alteraría el clima con este proyecto?

Se ha sugerid en diversos trabajos científicos que los vientos de la alta altmósfera ( sobre los 50 km de altura) juegan un papel importante en el chorro, que a su vez controla las estructuras de tiempo en superficie. Otros autores han estudiado el “auroreal electrojet”, y han encntrado que existe una relación muy estrecha con los vientos a 80 km de altura. Por lo tanto los sistemas electrojet – vientos troposféricos están, aparentemente, correlacionados.

Uno de los objetivos del HAARP es modular las corrientes del electrojet y así afectar a la intensidad y dirección de os vientos zonales y del chorro.
Por otra parte, el poder “calentar” ciertas zonas hostiles del globo podría generar las condiciones meteorológicas para producir sequías.

Deberemos estar pendientes de este proyecto enigmático. Se preveé que en Groenlandia y Noruega se instalen o se hayan instalado nuevas antenas dentro del proyecto HAARP. En otras islas del Pacífico se supone que se han instalado otras tantas antenas del proyecto HAARP.

Las primeras pruebas operativas se esperan que se realicen en el 2003.

¿Estaremos viviendo el comienzo de una nueva era de armas geofísicas capaces de modificar el clima a escala local y ser empleadas contra países hostiles ?

¿Quien fue Nikola Tesla?

Para terminar, no queremos olvidarnos de este inventor de nuestro tiempo que, directa o indirectamente, está relacionado con el HAARP.

Nikola Tesla fue uno de los sabios menos conocidos de nuestra época. Nació en Croacia (1856) y murió en Nueva York (1943). Tesla fue ante todo un inventor. Inventó la corriente alterna y el motor de inducción electromagnética, turbinas muy eficientes, etc.. Algunos le atribuyen la invención de la radio, pero su idea, según parece, se la tomaron Marconi y Edison. Tesla fue experto en termodinámica, energía solar, rayos X y cósmicos, etc.

Inventó un sistema de transmisión de energía inalámbrica: transmitir energía sin medio físico. Consiguió encender a un conjunto de lámparas de 50 vatios a 40 km de distancia y lanzó la idea de poder concentrar y transmitir energía a grandes distancias. Tesla fue un visionario y adelantado de su tiempo ya que pronostico la invención de la televisión, potenciales usos de satélites venideros y el posible uso de máquinas del tiempo capaz de controlarlo a grandes distancias (¡antes de 1910!).

El proyecto HAARP parte de la idea originaria de Tesla: poder transmitir potentes ondas electromagnéticas que se puedan reflejarse en la ionosfera y así alcanzar grandes distancias.

Fuente: http://www.meteored.com/ram/913/el-proyecto-haarp-mquinas-para-modificar-y-controlar-el-tiempo-el-proyecto-haarp-mquinas-para-modificar-y-controlar-el-tiempo-atmosfrico/

Terremotos y el sistema GPS: La ionosfera como amplificadoras de ondas sísmicas

ESA

Las técnicas de teledetección remota desde satélite pueden se utilizadas para detectar terremotos terrestres, incluyendo zonas deshabitas, áreas marinas, etc.

Un equipo del Instituto de Physique du Globe de Paris y del Instituto de Tecnología de California han usado los datos del GPS, Global Positioning System, de la constelación de satélites para analizar las perturbaciones de la ionosfera que se generaron después del terremoto de magnitud 7.9 que sacudió el pasado noviembre a Denali, Alaska.

Sus trabajos han sido publicados en la revista científica Geophysical Research Letters y han sido soportados por el proyecto de la ESA, Space Weather Applications Pilot Project.

La ionosfera es una región llena de partículas cargadas a una altura que oscila entre los 75 y 1000 km. Tiene la notable capacidad de interferir a la propagación de las ondas de radio, y en particular a las señales de navegación del sistema GPS de los satélites que lo soporta. Las fluctuaciones en la ionosfera pueden causar un retraso en la señal, errores de navegación o en casos extremos de inutilizar durante horas los servicios de radio localización.


Mientras que las interferencias es un problema para los usuarios de GPS, para otros es una fuente de información. Los investigadores han estudiado el origen de tales fluctuaciones en tiempo real, que a fin de cuenta están asociadas a las variaciones de la densidad de electrones.
El equipo franco americano han utilizado las señales del sistema GPS para medir la actividad geológica en California pero han utilizado los datos para obtener una estructura tridimensional de la ionosfera con gran detalle.

Cuando sucedió el terremoto de Denali, ocurrido el 3 de noviembre del 2002, el equipo tuvo la oportunidad de usar estas técnicas e investigar otra propiedad de la ionosfera, su habilidad de trabajar con un amplificador natural de ondas sísmicas que se mueven a través de la superficie terrestre.


Hay varios tipos de ondas sísmicas que se mueven en la tierra cuando un terremoto sucede, las de mayor escala y otras menores que se llaman ondas de Rayleigh. Este tipo de ondas se propagan en el suelo hacia arriba y abajo, de un lugar a otro, de la misma manera que las olas marinas lo hacen el océano.


Anteriores estudios han establecido que las ondas de Rayleigh pueden, a su vez, generar perturbaciones de gran escala en la ionosfera. Un desplazamiento de un milímetro de pico a pico al nivel del suelo puede provocar oscilaciones de mas de 100 m a una altitud de 150 km.

Usando las señales de seis satélites del sistema GPS visibles desde la superficie, pudieron estimar la amplitud de la perturbación – alrededor de los 290-300 km de altura.


Las señales ionosféricas observadas tenían un parecido llamativo en sus formas con los modelos de comportamiento sísmico. Esta técnica podría detectar terremotos en zonas sin detectores sísmicos, tales como en las profundidades marinas.


“En el marco del proyecto Galileo planeamos desarrollar y mejorar estas técnicas” dijo Ducic. “Galileo doblará el número de satélites y nos permitirá obtener mejores mapas de la ionosfera. Esperamos desarrollar en Europa una densa red de estaciones Galileo/GPS para analizar continuamente estos fenómenos”.


La ESA, junto con el Ministerio francés de investigación y el CNES han decidido patrocinar un pre-proyecto llamado SPECTRE – Service and Products for Ionosphere Electronic Content and Tropospheric Refractive, sobre Europa desde GPS con objeto de desarrollar mapas de alta resolución de la ionosfera.


Estas investigaciones serán soportadas por el futuro microsatélite francés DEMETER (Detection of Electro-Magnetic Emissions Transmitted from Earthquake Regions) que será lanzado el 2004 y estudiará las señales que volcanes, seísmos y las actividades humanas generan en la ionosfera. Estas actividades serán realizadas también por el ESA en el marco del proyecto Space Weather Applications Pilot Project.

Fuente: http://www.meteored.com/ram/1161/terremotos-y-el-sistema-gps-la-ionosfera-como-amplificadoras-de-ondas-ssmicas/