RSS

Archivos Mensuales: marzo 2008

>Colombia – La sombra del Águila


>
Vuelven los asesinatos selectivos, las amenazas, los sufragios y el robo de información a los líderes de organizaciones sociales.
Semana (Para Kaos en la Red) [26.03.2008 15:00]
En las últimas semanas varios sectores del país sintieron un renovado pánico por el resurgir de fuerzas oscuras que anuncian una cruzada de sangre y muerte. El objetivo militar de estas acciones son grupos de desplazados, defensores de derechos humanos y ONG que trabajan con víctimas del conflicto. Todas organizaciones altamente vulnerables. Decenas de personas asociadas a este tipo organizaciones han recibido expresas amenazas de muerte por haber apoyado la marcha del pasado 6 de marzo, convocada en solidaridad con las víctimas de los paramilitares. Los panfletos amenazantes han llegado por correo electrónico y están firmados por el ‘Comando Central Águilas Negras en Rearme’, agrupación que dice abiertamente estar emprendiendo una nueva temporada de accionar paramilitar.

Las amenazas coinciden, además, con otros hechos preocupantes en contra de estas organizaciones -atentados, raptos, robo de información- y con varios homicidios. Los afectados creen que esos crímenes son las primeras acciones concretas de la ola de terror desatada y acusan al gobierno de haber enturbiado la situación con la posición que tomó frente a la marcha.

Entre el 4 y el 9 de marzo han sido asesinados en distintas zonas del país cuatro líderes sindicales. El crimen más reciente fue el de Carlos Burbano, vicepresidente de la asociación nacional de trabajadores hospitalarios de San Vicente del Caguán. Este sindicalista de 52 años ayudó a coordinar la marcha en esa zona desde donde se reportaron problemas para llevarla a cabo. El cuerpo de Burbano apareció el pasado 12 de marzo en un basurero en las afueras del municipio. Las autoridades señalan que murió a causa de varias puñaladas propinadas en el pecho. Burbano tenía cinco hijos y trabajaba como enfermero auxiliar desde hacía varios años.


Las organizaciones amenazadas coinciden al sostener que los distintos hechos se desencadenaron a partir del 10 de febrero, cuando el consejero presidencial José Obdulio Gaviria anunció en varios medios de comunicación que el gobierno brindaría las garantías necesarias pero no participaría de la marcha porque esta era convocada por las Farc. Iván Cepeda, uno de los principales promotores de la marcha, decidió pedirle formalmente al presidente Uribe destituir a Gaviria y anunció acciones legales contra éste porque cree que con sus declaraciones “incitó a la violencia”. Gaviria considera “una grosería” insinuar que la posición del gobierno tenga relación con esos hechos y afirma que la directriz oficial es acentuar el trabajo que viene adelantando desde 2002.

Hasta ahora no se ha probado que los crímenes estén conectados entre sí ni que estén relacionados con la participación de las víctimas en la manifestación del 6 de marzo. Pero de cualquier modo, cuatro sindicalistas asesinados en poco más de un mes hace recordar los momentos más temibles de años pasados, cuando el gatillo silenciaba cualquier deliberación. Por otra parte, es evidente que las amenazas y demás intimidaciones buscan restringir la movilización civil liderada por estas organizaciones que, con pocos recursos e innumerables adversidades, lograron convocar a miles de personas para manifestar repudio por los crímenes de los paramilitares.

En un país como Colombia, con semejante historia de violencia política y con una estela sangrienta de intolerancia, de poco sirve brindar protección policiva a las organizaciones amenazadas si no les brinda también protección política. El gobierno está en mora de reconocer públicamente la importante labor que cumplen estas organizaciones en el marco de la democracia. Estigmatizarlas y polarizar la opinión sembrando dudas infundadas no ayuda en nada. El respaldo expreso al legítimo trabajo de estas organizaciones no puede continuar en veremos. Y menos ahora, cuando fuerzas oscuras anuncian una “implacable” campaña de exterminio.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 26 marzo, 2008 en Noticias

 

>Documental : Criminales de la Dictadura argentina.


>El Alma de los verdugos: Baltasar Garzón y Vicente Romero retratan la represión argentina en El alma de los verdugos.
El documental explora la manera de ser, pensar y sentir de los torturadores y cuenta con testimonios sobrecogedores de víctimas y verdugos.
¿Qué pasa por la mente de un torturador?, ¿Qué siente cuando le arranca las uñas a una joven o la viola? El veterano periodista de TVE Vicente Romero y el juez Baltasar Garzón recogen los testimonios de víctimas y verdugos, así como otras voces autorizadas, para dar algunas respuestas en este impactante reportaje.
http://www.megavideo.com/v/CIV5J1OOd16dc2220a82a78c992f4cd55021047b.5701699510.0

Escribe el resto de la entrada aquí (Ya completo…)

 
Deja un comentario

Publicado por en 23 marzo, 2008 en Noticias

 

>LOS MOVIMIENTOS ANTIFLOBALIZACIÓN


>Marcos Roitman Rosenmann
http://www.youtube.com/user/Libertarix
Desde hace unos años han surgido socialmente grupos heterogéneos cuya seña de identidad es manifestarse en contra de las políticas de globalización impulsadas por los países más desarrollados e integrantes del Grupo de los Ocho. Su composición interna es variada. Si consideramos sus miembros por edad, en ellos participan jóvenes, mayores y personas de la tercera edad. Si lo hacemos por definición ideológica, su gama espectral es amplia. Desde socialistas, socialdemócratas, comunistas, marxistas, progresistas, ecologistas, hasta movimientos de género, de liberación homosexual, étnicos, de clase y culturales. También su origen de clase es heterogéneo. Sectores medios, estudiantes, amas de casa, trabajadores, desempleados o campesinos. Igualmente en su seno emergen todas las nacionalidades y participan miembros de todos los países, es abierto y sus límites sobrepasan las fronteras estatales.

Su comportamiento es singular; responden y se manifiestan contrarios a la celebración de reuniones específicas, convocadas por los grandes países capitalistas y sus organismos internacionales para decidir profundizar en las políticas económicas neoliberales. Su dinámica es poner de manifiesto la incongruencia entre un mundo cada vez más desigual e injusto, donde la más alta riqueza convive con la miseria extrema. Con su presencia en las ciudades en las que se han manifestado, han dejado explícito el descontento y han denunciado la falta de responsabilidad con que actúan las grandes potencias a la hora de tomar decisiones de políticas económicas, cuyo resultado es aumentar la explotación, mantener el hambre, la miseria y la marginalidad.

A estos movimientos les une la crítica al neoliberalismo y la globalización. Considero que son parte de una “sociedad civil internacional” -si cabe esta definición-, cuya heterogeneidad coincide con el proceso de disolución de la ciudadanía plena y de los espacios de articulación democrática en el proceso de toma de decisiones. No tienen un proyecto político, no tratan de tomar el poder ni menos aun de construir una alternativa; expresan el grado de descomposición de lo social y con ello llaman la atención a la degradación y corrupción con que las grandes potencias actúan a la hora de tomar decisiones. Son una manifestación de protesta contra el conjunto de políticas sociales, económicas, culturales, étnicas y de género, articuladas bajo el paraguas del llamado proceso neoliberal de globalización.

Muchos analistas han querido ver en su heterogeneidad su vitalidad y frescura a la hora de manifestarse. Igualmente han interpretado su crítica al neoliberalismo y a la globalización como una lucha antisistémica y anticapitalista. Si se tienen claros los principios a los que se ataca y rechaza -se señala- es posible esa unidad de acción que no facilita la heterogeneidad social e ideológica que compone el movimiento antiglobalización. Asimismo, sus formas de actuación hacen pensar en ellas como la respuesta más sarcástica y descarnada hacia un poder político deshumanizado, fundado en el egoísmo, la economía de mercado y la miseria humana.

Sin embargo, lo destacable de su existencia sea, tal vez, algo en lo cual no se ha profundizado suficientemente y hace referencia a una concepción política de la globalización. Es decir, desenmascara el neoliberalismo y la globalización como proyecto político sustentado por las elites de los países capitalistas de más alto nivel de desarrollo, avalados por sus organismos internacionales, como son el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

Quizá sea esta peculiaridad de los movimientos antiglobalización la que se manifiesta como singularidad. Son temidos por haber puesto el dedo en la llaga, han sido capaces de señalar la globalización como un proyecto, no como una necesidad histórica o como parte de una lógica de la cual no se puede escapar. Son aire nuevo, porque han roto la dinámica política de discusión y han puesto sobre la mesa la necesidad de replantearse todo y con ello han logrado abrir espacios de discusión desde donde cuestionar el orden capitalista mundial y el sistema de dominación que lo complementa.

No son de por sí movimientos políticos anticapitalistas ni antisistémicos. Expresan un hartazgo compartido por miles de ciudadanos y representan la emergencia de un nuevo tipo de protesta social en la que se une la necesidad de evidenciar el carácter ideológico-político de la globalización y el neoliberalismo, con la demanda de un cambio de dirección en el proceso de toma de decisiones.

Al poner el dedo en la llaga, el grado de violencia con que han sido reprimidas hasta matar a sus manifestantes, como en el caso de Génova, da al movimiento una impronta y fisonomía que de por sí no corresponde al tipo de protesta. Esta violencia extrema empleada para impedir el ejercicio de la libertad de expresión, de manifestación y de asociación demuestra el daño que hacen estas manifestaciones al proyecto político de globalización neoliberal. Quizá ha llegado el momento de abandonar el lenguaje político de la globalización y pensar en nuevas concepciones de desarrollo acordes con la justicia, la democracia y la libertad.

Escribe el resto de la entrada aquí (Ya completo…)

 
Deja un comentario

Publicado por en 23 marzo, 2008 en Noticias

 

>EL MOVIMIENTO ANTIGLOBALIZACION


>
Todas las cifras marcan la pauperización de la mayoria a escala mundial, así por ejemplo:

. Las diez compañías más importantes de telecomunicaciones controlan el 86% del mercado mundial. Los diez productores de pesticidas dominan el 85% del mercado y los diez principales fabricantes de ordenadores tienen el 70% de la producción en el mundo.

. La FAO estima que en 1999 más de 30 millones de personas murieron de hambre. En 1990, 822 millones de personas estaban gravemente afectadas por el hambre. En 1998, son 828 millones. Según la FAO, nuestro planeta podría alimentar más del doble de la población actual.

Cada día hay más diferencia entre ricos y pobres. Las 475 personas más ricas del mundo, por ejemplo, tienen tanto dinero como la mitad de la humanidad. En EE.UU. El patrimonio financiero de las 225 personas más ricas del mundo es equivalente a la renta de 2.500 millones de personas de los países más pobres. Entre las cien entidades económicas más importantes del mundo, cincuenta y uno son multinacionales y sólo cuarenta y nueve son Estados.

Contra esta realidad se ha alzado un movimiento de protesta antiglobalizacion, compuesto por grupos con distintas ideologías, métodos y objetivos pero con una meta en común.

Los movimientos antiglobalización consideran las instituciones financieras internacionales, como el FMI, la OMC y el BM, como punta de lanza de la globalización, empeñadas en derribar barreras comerciales a toda costa y estar al servicio de los intereses de las grandes empresas, sin tener en cuenta el respeto al medio ambiente, los derechos humanos y los derechos de los trabajadores.


Así a causa de las deudas que contraen los países pobres con las instituciones financieras, crean miseria y dependencia económica. Muchos de estos países sobreviven a base de monocultivos destinados a la exportación, cuyo valor depende de la fluctuación de los precios de mercado, precios fijados por unas pocas empresas que controlan todo el mercado. Una sola caída de precios basta para empobrecer a todo un Estado. Más aún, el hecho de que los países pobres, muchos herederos del colonialismo, dependan de la mano de obra barata para ser competitivos supone condiciones de trabajo esclavas, cuyos principales perjudicados son niños y mujeres.

A esto se suma sus políticas de dar prioridad a los programas de ajuste macroeconómico, en lugar de intentar luchar contra la pobreza como objetivo primordial. Aunque el medio ambiente y los derechos laborales capitalizan gran parte de las protestas, también hay grupos opuestos a la libre circulación del capital financiero, a lo que EE.UU. se opone.

Uno de los principales objetivos de los movimientos antiglobalización es pues poner freno a una situación en la que el gran capital, las grandes empresas multinacionales, la supremacía del dinero y de la competitividad pasan por encima de los ciudadanos, los pueblos, las naciones y los gobiernos que no tienen otra opción que aceptar una filosofía política y económica que se ha convenido en considerar como la única alternativa posible.

 
Deja un comentario

Publicado por en 23 marzo, 2008 en Noticias

 

>Juicio a Aznar Ya somos más de 18.000 ¡¡UNETE!!


>http://www.juicioaaznar.net/

Durante la primera mitad del año 2003 los españoles se movilizaron como nunca lo habían hecho para detener una guerra injusta, ilegal y amparada en mentiras, como se ha demostrado posteriormente. Con el apoyo del Partido Popular, José María Aznar, que entonces era Presidente del Gobierno español, decidió asumir el protagonismo a favor de esta guerra, dando la espalda a lo que exigía la ciudadanía en las calles y en las encuestas. A mediados de marzo de aquel año, José María Aznar, Tony Blair y George W. Bush fueron acogidos por José Manuel Durão Barroso en las islas Azores, desde las que lanzaron un ultimátum a Iraq con un plazo de 24 horas, durante el cual el presidente del país debería dimitir y deberían entregarse unas armas de destrucción masiva que ni existían ni había indicio real alguno de su existencia, como los inspectores de Naciones Unidas apuntaron en alguna ocasión. Transcurrido dicho plazo, y si no se llevaban a cabo las imposiciones que señalaban, los reunidos anunciaban la invasión de Iraq. Culminada la ocupación militar el 1 de mayo de 2003, Iraq entró en una situación de caos, devastación y muerte en la que diversas guerras cruzadas han impedido a los ocupantes conseguir sus propósitos.

Al no contar con la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU, esta guerra fue ilegal y ninguna resolución posterior de dicho organismo puede borrar este hecho. Esto significa que, según el Derecho Internacional, los efectos de esta agresión son crímenes de guerra y los ejecutores e inductores de crímenes de guerra son criminales de guerra. La participación española en la misma se realizó sin la aprobación del Congreso de los Diputados de nuestro país. Esta participación sería disfrazada de ayuda internacional, tras proclamarse un falso fin de la guerra que aún hoy no se ha producido y enmascarando como ayuda humanitaria al pueblo iraquí aquello que realmente era ayuda a los militares invasores, aliados del gobierno español de aquel momento. Tal guerra sigue provocando decenas de muertes todos los días y no es posible desvincularla de las principales causas de los atentados terroristas de Madrid del 11 de marzo de 2004 ni de los de Londres de 7 de Julio de 2005. La cantidad de muertos generada por la Guerra de Iraq, calculada en 700.000, no para de crecer ni tiene visos de detenerse.

Cuatro años después del inicio de la guerra, disponemos de la perspectiva suficiente para entender que la actuación concreta de Aznar como Presidente del Gobierno español y del Partido Popular, protagonistas activos de aquella invasión, debe ser sometida a un examen penal que determine sus posibles responsabilidades penales y anuncie para el futuro que quienes colaboren en una guerra ilegal no resultarán impunes por el mero hecho de desempeñar un puesto de prominencia política. Entendemos que éstas son las verdaderas acciones preventivas en favor de los derechos humanos.

Por ello, solicitamos a los partidos políticos que se oponen a la guerra de Iraq y a los que no quieran seguir siendo cómplices de la misma que colaboren activamente en la exigencia de responsabilidades políticas, pero también judiciales de José María Aznar. Asimismo, esperamos de las instancias judiciales que apliquen el principio de igualdad ante la ley y no amparen la impunidad de quienes hayan violado la legalidad, estatal y/o internacional, por su especial relevancia política. También llamamos a la ciudadanía a asumir el protagonismo que se ganó en las movilizaciones contra la guerra, reclamando ahora la responsabilidad de quien no quiso escuchar entonces nuestras voces.

 
Deja un comentario

Publicado por en 23 marzo, 2008 en Noticias

 

>El Gobierno tibetano eleva a centenares los muertos por la represión china


> APEl UniversalDHARMSALA, India Sábado 15 de marzo de 2008
Cientos de personas han muerto durante la represión de las manifestaciones de la semana pasada en Tíbet contra la ocupación china, según el último balance hecho público por el Gobierno tibetano, que mantiene su exilio en India.
A través de un comunicado, el Gobierno tibetano, exiliado en Dharamsala, en el norte de India, ha asegurado que centenares de tibetanos han muerto en manos de las fuerzas de seguridad chinas tras las protestas en Lhasa, la ciudad más importante de Tíbet y que desde el pasado viernes ha sido el principal escenario de los violentos disturbios entre Pekín y los tibetanos contrarios al régimen chino. Este último balance es muy distinto al balance oficial de Pekín que salda en 13 las personas muertas en las manifestaciones.
Las autoridades chinas han negado que sus tropas dispararan para aplacar las protestas en Lhasa. Qiangba Puncog, el gobernador de la región autónoma china, ha insistido en que la calma está volviendo a Lhasa, en toque de queda y bajo un fuerte control militar. Trece “civiles inocentes” han muerto en las protestas, ha dicho este responsable del Gobierno chino en una conferencia de prensa. “Puedo decir, asumiendo toda la responsabilidad, que no usamos armas letales ni abrimos fuego”, ha dicho el gobernador.
Puncog ha señalado que los autores de los disturbios han causado más de 300 incendios en zonas residenciales y tiendas, además de destrozar 56 vehículos y 214 tiendas. Los disturbios además han causado heridas a 61 policías, de los que seis están graves.
Mientras la calma ha regresado a Lhasa, hoy los disturbios se han desplazado a Katmandú, donde la policía nepalí ha tenido que emplear gases lacrimógenos para disolver a unos 200 tibetanos que se concentraron ante la sede de Naciones Unidas. Entre los manifestantes había monjes y monjas, según informó la Policía. Las protestas violentas han dejado siete tibetanos y cinco policías heridos. Los manifestantes pedían un “Tíbet libre” y corearon consignas
antichinas. Más de 20.000 tibetanos viven en Nepal tras huir de Tíbet en 1959, después de un fallido levantamiento contra China.

Ultimátum
Hoy a media noche (16.00 GMT) expira el plazo que han dado las autoridades para que

se entreguen los manifestantes que el pasado viernes incendiaron coches y comercios, saquearon tiendas y se enfrentaron a la policía en protesta por lo que consideran la ocupación china de la región del Himalaya.
El presidente tibetano, actualmente en Pekín, ha afirmado que la población de la región “luchará firmemente contra el separatismo, a favor de la patria unificada, y en pos de mantener la estabilidad social”.
El Dalai Lama ha acusado a China de cometer un “genocidio cultural” en el Tíbet, algo que el presidente tibetano ha calificado de “ridículo”. Según Puncog, Dalai y su “camarilla” califican los disturbios de “manifestaciones pacíficas”, y los esfuerzos de volver al orden de “represión”, algo que según el presidente del Tíbet confunde a la opinión pública.
Mientras tanto, la secretaria de Estado estadounidense, Condolezza Rice, ha instado a Pekín a dialogar con el Dalai Lama, líder espiritual tibetano. Pero no ha sido la única declaración de hoy en la comunidad internacional. El presidente del Parlamento Europeo, Hans-Gert Pöttering, ha pedido el fin de la violencia en el Tíbet ante la proximidad de los Juegos Olímpicos, evento que ha calificado como “oportunidad” para que China demuestre su compromiso con los derechos humanos.
Por su parte Rusia ha pedido hoy a China, mediante un breve comunicado emitido por el Ministerio de Asuntos Exteriores, que haga lo que sea necesario para detener los “actos ilegales” que se están produciendo en Tíbet, a la vez que no hizo crítica de la política de represalia que está realizando Pekín.
Y en tanto el Gobierno del Reino Unido observa con “preocupación” la crisis en el Tíbet y pide “contención” a China, ha afirmado hoy el portavoz del primer ministro británico, Gordon Brown. “Seguimos con preocupación los recientes disturbios en Tíbet, al igual que los sucesos relacionados en India y Nepal, y hemos pedido a las autoridades que ejerciten contención”, ha dicho el portavoz.

 
Deja un comentario

Publicado por en 23 marzo, 2008 en Noticias

 

>China: de un socialismo a un capitalismo muy "sui géneris"


>
Ahora, que en Cuba se habla de modificaciones estructurales, por parte de Raúl Castro, así como de cambio del modelo actual, conceptuado como obsoleto, por muchos dentro del pueblo, este artículo sirve para la continuidad y profundización de un debate que ha comenzado a dar inicio, mediante diversos comentarios a artículos, en Kaos/Cuba.
Pedro Echeverría V. (de México) (Para Kaos en la Red) [20.03.2008 18:37]
– 251 lect
1. China perteneció al llamado “bloque de países socialistas” desde que en 1949 triunfó su Revolución encabezada por Mao Tsetung (hoy Mao Zedong) hasta que este gran líder y teórico falleció en 1976. Después surgieron luchas internas al interior del partido y del Estado que eliminaron a las corrientes izquierdistas que encabezaron en 1966 la Revolución Cultural, entre las que estaba la misma esposa de Mao. La derrota de la llamada “Banda de los cuatro” (que buscaba la continuidad del maoísmo) dio paso a la corriente derechista (dentro del mismo Partido Comunista) encabezada por Deng Xiaoping para obtener el control total del poder. Si bien China no era realmente socialista porque (como los demás países del bloque) aún persistía el trabajo asalariado y la plusvalía, a partir de finales de los setenta se impuso un nuevo modelo económico idéntico al modelo capitalista aunque políticamente se diga que es diferente.

2. La Revolución Cultural fue muy importante en la historia de la dirigencia China. Sus repercusiones llegaron a los jóvenes que dos años después gritarían en las calles sus consignas contra la cultura burguesa. Fue una batalla “contra los representantes del revisionismo soviético y el imperialismo yanqui representados por Liu ShaoChi y Deng Xiaoping”. En ese año los jóvenes radicales, dirigidos por Lin Piao, llevaban en las manos el “libro rojo” que contenía los pensamientos del presidente Mao en forma de citas. La realidad es que fue un año de grandes movilizaciones que buscaban que el pueblo chino radicalizara sus posiciones políticas apoyando al pueblo de Vietnam en su lucha contra el imperialismo yanqui invasor y repudiara las posiciones derechistas que se estaban fortaleciendo al interior del partido comunista. Muchos intelectuales, entre ellos Sastre, y millones de jóvenes se hicieron maoístas por la Revolución Cultural.

3. Los tiempos de Mao fueron realmente heroicos porque se tuvo que enfrentar una gran guerra contra Japón, se hizo una revolución desde el profundo campo chino, se defendió ante las amenazas y agresiones yanquis, se sorteó una gran polémica ideológica con la Unión Soviética y se logró que la o­nU en 1973, al fin, la reconozca como parte de la organización. Durante más de 30 años mantuvo Mao la convicción y la enorme voluntad por hacer de China un país socialista igualitario; no puede ponerse en duda la honestidad de sus luchas por lograr ese objetivo, sin embargo (como sucedió en Rusia, Yugoslavia, Checoslovaquia, en todo el bloque, el socialismo sólo fue un buen deseo que nunca se logró. Fueron sociedades mucho menos injustas que las llamadas sociedades libres y democráticas en cuanto a la distribución de la riqueza, pero estuvieron muy lejos del gobierno autogestivo, de la superación del salariado y la explotación.

4. A pesar de que en los discursos se siga hablando de socialismo y de la continuidad del pensamiento colectivista y comunitario de Mao Tsetung, en la práctica China se ha metido a la competencia mundial en la producción y la exportación capitalista de mercancías. Lo que el mundo observa, porque es lo que más se difunde, es que China ha estado desplazando a casi todos los países en el comercio internacional, en el crecimiento económico anual (más del 10 por ciento) y, en el campo financiero, ese país oriental de más de 1300 millones de habitantes, ha empezado a desplazar a países como Japón, Alemania y EEUU. La pregunta entonces podría ser: ¿Le resultó a China mejor la vía capitalista que el llamado socialismo que “construía” hasta 1976? Ese es el punto que hay que evaluar. Hoy en China han surgido miles de multimillonarios nacionales y extranjeros, pero a su lado hay una gran masa de población pobre y miserable.

5. Desde hace cinco años, la economía del poderoso país asiático ha crecido por encima de casi todos los países del mundo. Se dice que han aumentado considerablemente los ingresos de la población china, tanto urbana como rural, así como el crecimiento del nivel de vida general. Sin embargo ese crecimiento “macro”, global, no ha beneficiado por igual a ricos y pobres ni en China ni en ningún país, aunque que se sigue hablando de democracia y socialismo. Por ejemplo su dirigente principal Hu Jintao ha declarado que se ha fortalecido el Partido Comunista Chino (73 millones de miembros) en su capacidad de gobernación del país y en su carácter de vanguardia. Apunta que “los problemas que aún subsisten en un país tan gigantesco y tan poblado como China también son objeto de atención, sobre todo en lo que se refiere a los recursos y el medio ambiente, y a los desequilibrios entre la ciudad y el campo, así como entre regiones”.

6. ¿Un país con prácticas capitalistas bajo la dirección de un partido comunista que se autoproclama marxista? Parece absurdo, pero me hace recordar una polémica central en 1917 entre bolcheviques y mencheviques al interior del Partido Socialdemócrata Ruso. Los primeros apostaban la transformación del capitalismo al socialismo mediante la dictadura del proletariado, por eso Lenin se apresuró a la toma del poder en (octubre o noviembre, según calendario) porque “sólo el bolchevismo podría hacer tal cambio”. Los mencheviques, con Mártov a la cabeza, se opusieron a la toma del poder porque pensaban que en Rusia (dada las condiciones de atraso) sólo se podría construir el capitalismo y si se forzaban las cosas vendría una burocracia y la degeneración del ideal socialista. Se le conoció a esta posición como la revolución por etapas, pero allí esta la experiencia. En la China de hoy no es igual, pero es un elemento de análisis importante.

7. En los últimos años se ha venido planteando que el socialismo no vendrá de las luchas radicalizadas en las calles y que el socialismo, “según todas las experiencias”, sólo puede construirse a partir de la instituciones y se dan ejemplos de lo que sucede en Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua. Dice Emir Sader, analista brasileño, que “la dificultad con los movimientos sociales es que, en muchos casos, no logran construir opciones políticas”. Que allí está el caso de Argentina, con todo lo nuevo que significaron los piqueteros, las asambleas. “Frente a la elección la consigna predominante es “que se vayan todos”. No se fueron y se corrió el riesgo de que llegara Menem”. Apunta: No se puede movilizar a la gente todo el tiempo. Este planteamiento de Sader no descarta las poderosas movilizaciones; al contrario, éstas siguen determinando los cambios, pero no debe olvidarse el papel de las “legalidades”.

8. ¿Puede entonces China construir el socialismo usando la economía capitalista y sus métodos de explotación y competencia? Desde el marxismo clásico lo que los dirigentes chinos hacen es totalmente contrario, aunque lo hagan desde el partido comunista y en nombre de Marx. Es posible que China se convierta en la primera o segunda potencia económica mundial y llegue a dominar a muchos países. Incluso puede elevar el nivel de vida de la mayoría de su población. Sin embargo el socialismo por el que hemos luchado durante muchas décadas es otra cosa: “No es ni el crecimiento económico, ni el consumo máximo, ni el aumento de un tiempo libre (vacío) en cuanto tales; sino la restauración, o mejor dicho, la instauración por primera vez en la historia de la dominación del hombre y la mujer sobre sus actividades y, por tanto, de su principal actividad: el trabajo. Se refiere a la transformación de todos los aspectos de la vida y en particular a la vida diaria, la primera de los asuntos importantes” Castoriadis.

pedroe@cablered.net.mx

 
Deja un comentario

Publicado por en 21 marzo, 2008 en Noticias