RSS

>Hotel Puente Romano (Marbella). La empresa pone en peligro cientos de puestos de trabajo

22 Ago

>
En los últimos años, la política de la dirección de la empresa se ha caracterizado por la mala gestión, inversiones sin sentido, falta de control, despilfarro y el progresivo deterioro del servicio al cliente. Lejos de tratar de rectificar errores, se ha tratado permanentemente de ocultar esta mala gestión cargando las tintas contra los trabajadores, atacando nuestro derecho a la baja por enfermedad, aumentando los ritmos de trabajo, recortando personal, aumentando la precariedad laboral, incumpliendo el convenio colectivo, despidiendo trabajadores con toda clase de mentiras sobre ellos y una enfermiza obsesión de recortar los derechos económicos de todos, así como de despedir a los trabajadores con antigüedad. La destrucción de empleo que han conseguido no es moco de pavo, casi cuarenta puestos fijos y decenas de puestos fijos discontinuos en los últimos cuatro años, sobre todo en los departamentos de producción.

La dirección no tiene ningún interés en el futuro del hotel ni de los trabajadores

Los intentos de vender el hotel en los últimos años son de sobra conocidos, la sensación de abandono, desorganización y falta de dirección coherente nos ha ido acompañando. El pasado mes de marzo tuvimos que conocer por los periódicos que el hotel estaba vendido, sin embargo la dirección a día de hoy, tres meses más tarde, sigue negándolo. Es un secreto a voces que el hotel será entregado el próximo 1 de septiembre, sin embargo la dirección se mantiene en silencio. ¿Qué hay detrás para que se nos tenga en vilo a todos los trabajadores sin ninguna información? ¿Es que los trabajadores somos ganado que se compra y se vende sin ningún tipo de consideración? Esta actitud no tiene justificación y es una falta de respeto a más de 500 trabajadores y sus familias.
Las últimas subidas de precios a los clientes, el bloqueo de todo diálogo con los trabajadores y la parálisis de todos los proyectos sólo profundizan en la sensación de que lo único que les importa es hacer “caja” este verano para luego dejar el hotel. Supuestamente, no hay dinero para los trabajadores, pero se prestan millones de euros a Marbella Club para comprar hoteles en Estonia.

Bloqueo y nula voluntad de diálogo de la dirección

A raíz de la intervención judicial del hotel en la llamada Operación Hidalgo, de forma incomprensible la dirección en vez de tratar de retomar un diálogo razonable con los representantes de los trabajadores, aprovechó estas circunstancias para romper toda comunicación. En los últimos meses se nos han puesto excusas ridículas para no atender a las cuestiones laborales cotidianas. Se nos han nombrado interlocutores que ni siquiera tienen nómina conocida en el hotel, la dirección de la empresa no se ha presentado en la comisión paritaria del convenio, se nos ha negado información que se nos debe proporcionar por ley, se nos ha obligado a tener que denunciar ante los tribunales normas laborales básicas e, incluso, se nos ha negado hasta el registro de entrada para las diferentes cuestiones que hemos pedido por escrito. La dirección de la empresa, no contenta con esto, en vez de transmitir tranquilidad a la plantilla ante la situación creada, efectuó los pagos de salarios del mes pasado el día 4 y no cinco días antes como es habitual, sin justificación alguna y en contra incluso de las recomendaciones del administrador judicial.
Los ataques han continuado con los intentos de hacer firmar a los trabajadores contra su derecho a conocer sus turnos, descansos y vacaciones; intentando dividir al personal para no cumplir el convenio colectivo. Los panfletos anónimos, que se descalifican por sí mismos, intentando desprestigiar a los representantes de los trabajadores no son nada nuevo en muchas empresas, se trata de aislar al comité para luego lanzarse sobre los derechos de la plantilla. Pero no van a tener éxito, los trabajadores del Hotel Puente Romano no vamos a permitir que nadie juegue con nuestro futuro como moneda de cambio, ni se pongan en peligro los puestos de trabajo por batallas judiciales de nadie.

Por la consolidación de nuestros derechos económicos y sociales

Debido a diferentes circunstancias del pasado, muchos de los derechos económicos y sociales que tenemos en el Hotel no están firmados en convenio colectivo ni en acuerdo de empresa. La injusta incertidumbre a la que nos tiene sometidos la Dirección en los últimos meses y los indicios claros de venta del hotel, hacen necesario que éstos derechos se consoliden para mantener el máximo de unidad de todos. Además, debemos exigir que se nos garantice de forma clara y precisa qué va a ocurrir con el Hotel y con los puestos de trabajo, cosa que no se está haciendo. Ante la situación creada, el comité hizo un último intento de diálogo en días pasados, enviando una propuesta con toda una serie de puntos relacionados con la venta del Hotel, el mantenimiento de los puestos de trabajo, turnos, contratación, categorías profesionales, incentivos, etc.
Dada la actitud de la empresa parece inevitable el conflicto, por lo que en breve desde el comité se convocará asamblea de trabajadores para decidir las movilizaciones a seguir en julio y agosto.

Por David Bernardo.

Miembro del Comité de Empresa del Hotel Puente Romano.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 22 agosto, 2007 en Denuncia

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: